Interés Turístico

Compartir
Vota:
Fuente

Buera

La mayor parte de las viviendas se hallan agrupadas a lo largo de tres calles formando triángulo, en cuyos vértices encontramos:

La Placeta de Pablatorre (antiguo mentidero), La Iglesia de San Juan, con la rectoría y La Plaza Mayor con el frontón.

A pesar de todas las reformas en muchas casas del casco urbano, todavía se pueden apreciar hermosas portadas doveladas, abiertas en arcos de medio punto y bellos patios empedrados con cantos rodados, conformando diseños geométricos.

Sin embargo, uno de sus mayores atractivos está en pasear por las eras que rodean la localidad, desde donde se contempla el hermoso paisaje de la sierra, cuidados huertos y antiguos caminos cercados por muros de piedra.

La iglesia parroquial, dedicada a San Juan, es una obra medieval, de una sola nave, a la que en época moderna se añadió el coro y está cubierta con bóveda de cañón apuntado y testero recto.

La cabecera, que se cubre con bóveda de crucería estrellada, se debe a una reforma posterior.

A una época todavía más tardía corresponden las dos capillas laterales, cubiertas con bóveda de cañón con lunetos.

El interior de este templo muestra un espacio limpio e intimista, que invita a contemplar las desnudas piedras de sus muros.

Al exterior, la iglesia ofrece un aspecto sumamente sobrio y desnudo, del que únicamente destaca la torre.

La puerta se abre en el muro sur, con un arco apuntado y bajo un atrio que la protege. A la izquierda encontramos una edificación en ruinas que corresponde a la antigua rectoría.

Otros elementos de interés son la ermita de San Juan, la fuente, el “Pozo de los Moros” –para conservación de hielo– y el antiguo molino aceitero.

El Lavadero De la Fuente de abajo, se recogía el agua para el lavadero. Primero estaba el aclarador y después, a continuación, el lavadero propiamente dicho.

El agua del lavadero se desaguaba, los días de regar, por una acequia hacia los huertos que se encuentran más abajo. Se pueden observar las piedras inclinadas sobre las que se restregaba la ropa.

Una mujer en cada piedra. La ropa se aclaraba en la pila superior de agua más limpia, y se tendía al sol, lo que dejaba la ropa blanquísima.

La ermita de San Juan una pequeña ermita en el camino de Dulcis, vemos la indicación para llegar al “Pozo de los Moros” empleado para conservación de hielo.

El Puente de la Albarda se llama Puente de la Albarda, quizás por su forma, aunque también se conoce por el "puente viejo de Buera".

De aquí arranca un camino para Buera que forma parte de la red de senderos denominado "P.R.HU-71", en el antiguo camino de Alquezar a Barbastro.

El puente actual data entre los siglos XIII y XIV, aunque está construído sobre otro mucho mas antiguo, del que se aprovecharon los pilares. Su luz es de 18,80 metros.

Contenido multimedia

  • Iglesia

    Huerta de Vero


Ayuntamiento de Santa Maria de Dulcis - Teléfono: 974 302 035, mail: aytodulcis@somontano.org

Siguenos en: Agreganos a tus RSS
  • Diputación de Huesca
Ayuntamiento de Santa Maria de Dulcis - Teléfono: 974 302 035, mail: aytodulcis@somontano.org